Cual es tu valor en el mercado Hombre Natural

Valor en el Mercado Sexual (VMS): Guía Completa

Saber cómo funciona tu Valor en el Mercado Sexual (VMS) es lo primero que debes hacer si recién estás aprendiendo sobre seducción.

Es simplemente absurdo iniciarte en este mundo sin conocer primero las estrategias sexuales que utilizan las personas en este mercado.

Es por eso que en este artículo no sólo te explicaré lo más detalladamente posible (espero que sea lo suficiente) qué es el mercado sexual y cómo puedes tener éxito en él.

Sino que también te hablaré sobre una trampa en la que muchísimos hombres caen, incluso cuando estos dicen ser expertos en seducción.

Empezamos.

¿Qué es el Mercado Sexual?

Como cualquier otro producto o servicio, la interacción sexual entre personas también se puede ver desde un punto de vista económico.

Es entonces cuando aparece el concepto de Mercado Sexual.

Lo que diferencia a este mercado de otros es que aquí las personas somos los consumidores y el producto a la vez.

Es decir, si yo (consumidor) quiero acceder a los beneficios sexuales de una chica (producto), ella (consumidor) también debe querer acceder a algún beneficio de mi parte (producto).

dinámica del mercado sexual, recursos a cambio de sexo.

Llevada a cabo la interacción, y si existe interés de ambas partes, se llega a un acuerdo (transacción) en el que se tiene sólo sexo casual o una relación.

Tampoco existe una moneda, se diferencia de la compraventa en que el valor de la transacción es representado por el Valor en el Mercado Sexual (VMS) de cada persona.

La cuestión es: ¿Cómo podemos tener éxito en este mercado?

Es aquí cuando toma relevancia el concepto del VMS.

Si tú dominas este concepto, dominarás el Mercado Sexual, así de sencillo.

¿Qué es el Valor en el Mercado Sexual?

El Valor en el Mercado Sexual se refiere a qué tan atractiva es una persona como pareja para el sexo opuesto, ya sea a corto plazo (sexo casual) o largo plazo (relación formal).

Lo primero que debes entender es que cuando hablamos del VMS, nos referimos a algo subjetivo.

No hay en sí una forma absoluta de calificar qué tan atractivo es alguien.

Por esa razón, y para fines pedagógicos, vamos a utilizar la famosa escala del 1 al 10.

El valor en el mercado sexual es subjetivo, por eso se mide con la escala del 1 al 10
La escala hace referencia a un Atractivo General, no necesariamente el físico.

Ahora, como cualquier otro mercado económico, las personas buscarán siempre maximizar el beneficio que puedan obtener en la transacción.

¿Qué significa esto?

Significa que mientras más alto sea el VMS de una persona (8, por ejemplo), mayores serán sus opciones con respecto al VMS de sus potenciales parejas (1 a 8).

Esto se debe a que las personas de menor VMS van a querer maximizar su beneficio con ella.

No obstante, esta le dará mayor prioridad a las opciones de igual o mayor VMS (8 a 10), porque también desea maximizar su beneficio.

Valor en el Mercado sexual. Mujer solo tiene sexo casual con los hombres que percibe de igual valor a ella.

Por otra parte, si una persona no logra cerrar ningún negocio que sea de su auténtico interés, puede optar por la vieja estrategia de bajar el precio.

Por ejemplo.

Si su VMS no es tan alto (5), será más difícil lograr una transacción con personas de mayor VMS (6 a 10).

Es así como una buena alternativa suele ser conformarse con parejas de similar VMS (5) o buscar parejas con un VMS menor (1 a 4) para incrementar las probabilidades de efectuar una transacción.

Valor en el Mercado sexual. Hombre prefiere sexo discreto con las mujeres que percibe de menor valor a él.

Esto no es lógico únicamente en un sentido económico.

El querer parearnos con humanos que percibimos de similar o mayor VMS es una estrategia evolutiva básica, ya que así optimizamos las probabilidades de supervivencia de nuestros genes.

Entonces, si deseas aumentar tu número de potenciales parejas y que estas te vean como un candidato más atractivo, lo único que debes hacer es optimizar tu VMS en la mayor medida posible.

Un Mayor VMS = Mayor Cantidad y Calidad de Potenciales Parejas

¿Cómo aumentas tu Valor en el Mercado Sexual?

Para llevar a cabo ese propósito, es necesario saber primero qué es lo que las personas valoramos en las demás.

En otra palabras, qué es lo que conforma tu Valor en el Mercado Sexual.

Como pudiste ver en las imágenes anteriores, la estrategia sexual de hombres y mujeres difiere, lo que da a entender que, dependiendo del sexo, se tiene preferencia por distintas cualidades.

Esto puede no ser del todo cierto, depende desde qué punto de vista lo veas.

Déjame darte una pequeña explicación sobre en qué se basan las demás personas para determinar tu VMS, presta mucha atención.

¿Cómo Está Conformado tu Valor en el Mercado Sexual?

Debes saber que todo, absolutamente todo lo que haces en tu vida es basado en una necesidad:

  • ¿Por qué te rascas las bolas?
  • ¿Por qué comes?
  • ¿Por qué estás leyendo este artículo?

Todo, no hay excepción.

Y, dependiendo de la necesidad y su intensidad, se le da menor o mayor valor a las cosas que puedan ayudar a satisfacerla.

Si una persona no ha comido en días, valorará mucho más un pedazo de carne mal cocido que una persona que recién acaba de comer.

Un hombre que nunca ha tenido problemas ligando mujeres, no verá valor en nada de lo publicado en este sitio web, a diferencia de otro que sí los tenga.

Bastante lógico, ¿cierto?

Es por eso que tu VMS nunca es absoluto.

Siempre varía de persona a persona y, como todo en la vida, le dan mayor o menor valor basándose en sus propias necesidades.

¿Cuáles son esas necesidades?

Bueno, ya te imaginarás que las personas poseemos infinitas necesidades.

pirámide de necesidades de maslow se puede dividir en valor de supervivencia y valor social
Pirámide de Necesidades de Maslow, donde se muestran algunas de las Necesidades de Supervivencia y Sociales de los humanos.

Sin embargo, como el gráfico indica, podemos clasificarlas todas en dos sencillas categorías:

  • Necesidades de Supervivencia
  • Necesidades Sociales

Esto significa que tú obtienes tu valor dependiendo de qué tan bien puedas satisfacer aquellas necesidades para las demás personas.

En otras palabras, tu Valor en el Mercado Sexual está conformado por:

  • Tu Valor de Supervivencia (para cubrir las necesidades de supervivencia)
     
  • Tu Valor Social (para cubrir las necesidades sociales)
Conformacion valor mercado sexual Hombre Natural

Te estarás preguntando ahora:

¿De qué te sirve saber eso?

¿Cómo se lo traduce bajo el contexto de la seducción?

Entender la diferencia entre las necesidades, hace que se torne muy sencillo comprender las diferentes estrategias que vemos hoy en día en el Mercado Sexual.

Te explico.

Con valor de supervivencia me refiero simplemente a tu capacidad para sobrevivir en el entorno en que te encuentras, es decir:

  • Tener estabilidad económica
  • Tener un lugar donde vivir
  • Tener habilidades paternas
  • Tener recursos en general

Dicho de otro modo, es todo aquello que te permite llevar una calidad de vida aceptable y también ejercer sin problemas el papel de Proveedor (normalmente en el caso de los hombres).

Sugar Daddy Valor de supervivencia Hombre Natural
Los Sugar Daddies son el ejemplo perfecto de hombres percibidos con alto Valor de Supervivencia.

Por otra parte, con Valor Social me refiero a atributos que, independientemente si contribuyen o no a tu supervivencia, te otorgan admiración, respeto o prestigio cuando eres su portador.

Estos pueden ser:

  • Atractivo Físico
  • Popularidad
  • Estatus
  • Comportamiento
  • Entre otros factores

Visto de otra manera, es todo aquello que te haga ser percibido como alguien “superior” con respecto a las demás personas, por eso es valor SOCIAL.

Valor social por belleza e1642978511390 Hombre Natural
Henry Cavill es un ejemplo de Hombre que posee un elevado Atractivo Físico, Popularidad y Estatus, lo cual le otorga un altísimo Valor Social, independientemente de su fortuna.

Como puedes observar, son varios los aspectos que un hombre podría trabajar para incrementar su VMS.

Pero lo crucial aquí es entender la diferencia que tenemos hombres y mujeres al momento de valorar los diferentes atributos que una persona posee, y eso nos lleva a la pregunta:

¿Qué es más importante: el Valor de Supervivencia o el Valor Social?

De entrada te digo que el Valor Social.

Sí, eso es en lo que debes trabajar y te lloverán las mujeres, así de simple te lo digo.

¿Pero qué hay del Valor de Supervivencia? Me preguntarás.

Y es que claro, es evidente que el dinero trae también muchísimas mujeres a tu vida.

No obstante, hay una diferencia muy marcada cuando atraes a una mujer por tu Valor de Supervivencia y cuando la atraes por tu Valor Social.

Y aquí es cuando llegamos a uno de los puntos más importantes de este artículo.

Te revelaré la trampa en la que muchos hombres, algunos incluso dedicados a la seducción, están cayendo constantemente.

Me refiero a la trampa del Beta Proveedor.

Para entrar en contexto, voy a analizar contigo un muy sencillo gráfico del VMS que te ayudará a comprender mejor cómo funciona la estrategia de las mujeres en el mercado sexual.

Asimismo, te dará pautas para saber cuál es la estrategia a seguir que más te conviene.

¿Cómo Funciona el Valor en el Mercado Sexual?

Curva del valor en el mercado sexual del hombre y la mujer con relación a la edad
Gráfico comparativo del VMS del hombre y la mujer, realizado por Rollo Tomassi. Tener en cuenta que, aun si los valores reflejan muy bien la realidad, estos son promedios generales, los cuales pueden variar dependiendo del contexto.

Este gráfico es bastante simple en realidad.

Su objetivo es demostrar la fluctuación del Valor en el Mercado Sexual a través del tiempo.

Es decir, el atractivo máximo posible que una persona con una vida promedio (dinero, belleza, popularidad, etc.) podría alcanzar con relación a su edad.

Esto, teniendo en cuenta el ambiente social actual, donde quiero señalar 3 condiciones típicas con las que seguramente ya estás familiarizado:

  • El hombre es quien busca a la mujer.
     
  • El hombre se suele emparejar con mujeres menores que él.
     
  • La mujer, en algún momento, va a querer formar una familia.

Aclarados estos puntos, empecemos con el análisis.

VMS desde los 15 a los 20 años

Mujer empieza con un valor en el mercado sexual mucho más alto que el del hombre

Como puedes observar, el análisis empieza desde los 15 años, donde la mujer ya posee un VMS de un nivel medio.

Mientras que los hombres pues, qué te diré, no somos nada atractivos todavía.

¿A qué se debe esto?

Se debe a que durante los 15 años, la mayoría de mujeres ya posee un cuerpo desarrollado, lo suficientemente atractivo para llamar la atención no sólo a sus candidatos contemporáneos, sino a hombres un poco mayores que ellas.

En cambio, los hombres, aún nos vemos como unos tiernos chiquitines pubertos.

Pero no sólo es el físico de los hombres lo que nos falla.

En este punto ni los hombres ni las mujeres poseen necesidades de supervivencia (dinero, hogar propio, etc.), ya que estas son cubiertas en su totalidad por sus progenitores.

De modo que, ambos sexos se van a fijar más en el Valor Social que posean sus potenciales parejas (belleza, popularidad, comportamiento, etc.).

Por el lado de los hombres, como ya te imaginas, se sentirán atraídos casi que netamente por la belleza de la mujer.

Así es, somos muy simples.

Mientras que por el de las mujeres, no sólo se fijarán en la belleza del hombre, sino también en su comportamiento.

¿Por qué nuestro comportamiento sí importa en el atractivo del hombre?

La condición social de que sea el hombre quien tenga que buscar a las mujeres es lo que hace que su comportamiento sí sea sujeto a juicio para determinar su VMS.

A diferencia de las mujeres que no deben hacer nada aparte de dedicarse a descartar pretendientes, el hombre sí debe tener más iniciativa o difícilmente conseguirá algo.

Esto, sumado a la falta de experiencia con mujeres que se tiene a esa edad, provoca que su comportamiento no sea el más óptimo para atraer a sus intereses amorosos y, en lugar de eso, obtenga el efecto contrario (validan en exceso a la mujer).

Esa es la razón por la que el VMS del hombre arranca tan bajo.

No sólo es el físico, su comportamiento también importa.

La excepción se suele dar en los hombres deportistas (mejor estado físico y populares) o los que cuentan con una mejor suerte genética en su rostro o estatura.

Su comportamiento puede que no sea el más óptimo, pero su atractivo físico respalda su valor social (pseudoalfa).

Esto les da acceso a una mayor cantidad de experiencias amorosas prematuras, las cuales utilizan como retroalimentación para madurar su comportamiento de una manera más acelerada que el resto de hombres.

Es así como, desde muy temprana edad, el hombre promedio (Beta) debe ir mejorando diversos aspectos para que su VMS se incremente y pueda competir satisfactoriamente en el mercado sexual, ya sea como Beta Proveedor, Pseudobeta, Pseudoalfa o Alfa.

En cambio, las mujeres, además de aprender a maquillarse, vestirse bien y cuidar su figura, casi no deben hacer nada, debido a que su VMS depende principalmente de su atractivo físico.

La mujer obtiene valor social por su belleza principalmente.

Esta es la causa de por qué el VMS de las mujeres se dispara y el de los hombres crece muy lentamente.

Pero atento a lo que sucede después.

VMS desde los 20 a los 30 años

Valor en el mercado sexual de la mujer alcanza un pico a los 23 años

Como puedes observar, entre los 20 y 30 años, el Valor en el Mercado Sexual del hombre sigue siendo muy bajo y creciendo lentamente.

Mientras que el de la mujer alcanza su máximo con tan sólo 23 años.

¿A qué se debe esto?

Hay varios factores que entran en juego para que esta sea la época en que las mujeres reciban más validación que nunca.

Entre los 22 y 24 años, no sólo han terminado de desarrollarse, alcanzando así la cúspide de su belleza.

Sino que también están en una etapa de máxima disponibilidad sexual:

  • Tienen más libertades en general
     
  • Están conscientes de su juventud y quieren vivir aventuras
     
  • Casi no tienen responsabilidades
     
  • Ni muy inocentes ni muy experimentadas

Esto se reflejará en una muy elevada demanda por parte del sexo opuesto.

La cuestión es, de toda esa horda de hombres locos por su atención…

¿En quién se fijará la mujer?

Debes saber que al inicio de esta etapa, la mujer todavía le da mucha prioridad al valor social del hombre por encima del valor de supervivencia.

Esto es especialmente cierto en una relación de simple sexo casual.

Es decir, preferirá a un hombre que sea guapo y con un comportamiento atractivo, incluso si este no está tan bien económicamente.

Basta con que el hombre tenga para los coctelitos y uno que otro viajecito.

A veces ni eso.

La mujer lo que busca es neto placer sexual y social.

Y, si llegase a tener una relación formal, tampoco es tan exigente en el aspecto económico con sus parejas.

Esto se debe a que sus necesidades monetarias aún son muy pequeñas, muchas de ellas cubiertas todavía por sus padres, los Beta que están detrás de ella o con algún trabajo de salario básico que haya conseguido.

Además, como cualquier otro ser humano que recién se encuentra en el segundo escalón de la vida, la mujer posee grandes expectativas financieras sobre sí misma.

Es por eso que algunas chicas a esa edad suelen compartir memes haciendo alusión a su quemimportismo con respecto al dinero de los hombres.

mujeres jovenes dinero Hombre Natural
Mujer independiente busca conseguir su dinero

El dinero puede ser un punto a favor, sí.

Pero lo más importante para ellas ahora es estar con hombres que verdaderamente las atraigan sexualmente (Alfas, Pseudoalfas o Pseudobetas), independientemente si tienen dinero o no.

La mujer no da mucha importancia al dinero del hombre

No habrá otro momento en la vida de una mujer en el que esta vaya a recibir más atención masculina y, obviamente, la va a aprovechar con los hombres más atractivos que su VMS le pueda conseguir.

En este punto todo es sexo, risitas y diversión.

Pero le podría salir caro si no piensa con cautela en su futuro.

Alrededor de los 25-26 años de edad, la mujer empezará una nueva etapa de “autoconsciencia”, en la que se dará cuenta que ya es hora de “madurar” y “estar bien consigo misma”.

¿A qué se debe este cambio?

Hay varias razones que la llevan a ese estado mental.

Empezando por el golpe a su ego.

La excesiva validación que tuvo en su periodo más óptimo con relación a su VMS, la acostumbró a una atención masculina de la cual ya no volverá a disfrutar nunca más en su vida.

Los hombres más atractivos del mercado ya no se están fijando tanto en ella.

Está envejeciendo y nuevas generaciones de mujeres más jóvenes y atractivas llegan cada año, generando así más competencia.

Pero eso no es todo.

También empieza a aparecer la presión biológica y social con respecto a su fertilidad y el deseo de formar una familia.

Todas sus amistades están casándose, teniendo hijos, le preguntan que para cuándo ella, que cuidado se le va el tren, etc.

Y es que la fertilidad de la mujer empieza a deteriorarse por la edad de 30 años (o así lo ha hecho creer la sociedad).

Esto provoca un nuevo comportamiento en el que grita que desea algo serio y prolongado.

Alfa no toman en serio a las mujeres que buscan relaciones serias

Un comportamiento que se va intensificando a medida que se acerca a los 30 y esto, para los hombres de mayor VMS que están acostumbrados a una gran abundancia femenina, no es muy atractivo.

Es por eso que, una vez que el VMS de la mujer alcanza su máximo potencial, este empieza a decrecer de una forma muy rápida.

Ya la fiesta se acabó y, de un momento a otro, sus necesidades también cambiaron.

Ya no sólo quiere a un hombre con valor social, ahora quiere uno que también tenga valor de supervivencia.

No sólo lo quiere, lo necesita.

Necesita un PROVEEDOR.

Si la mujer no fue lo suficientemente inteligente financieramente, habrá gastado la mayoría de sus ingresos en “gustitos” y en construir una vida con cierto nivel social, el cual querrá mantener.

Querrá independizarse de su hogar si es que no lo ha hecho.

Todo eso sin mencionar el gasto que requeriría el tener hijos.

Este comportamiento lo vemos reflejado una vez más en los memes de esa edad.

Mujeres necesitan un Beta proveedor cuando empieza a decaer su vms

Mujeres necesitan un Beta proveedor cuando empieza a decaer su vms

¿Qué alternativa les queda?

Es en este punto cuando el hombre peligra de caer en la trampa del Beta Proveedor.

VMS desde los 30 en adelante

El valor en el mercado sexual del hombre crece rápidamente a partir de los 30 y decrece muy lentamente

Hablemos del hombre promedio (beta) ahora.

Hasta los 20 años, su VMS aún no alcanza un nivel significativo y continúa creciendo lentamente, acelerando cada vez más a medida que va llegando a los 30.

¿Por qué sucede esto?

Podemos decir que un hombre es promedio debido al escaso Valor Social que refleja a lo largo de su vida y, por lo tanto, su VMS no suele ser percibido de la mejor manera.

No obstante, como cualquier otro hombre, y gracias al papel de proveedor que le impone la sociedad, este dedica gran parte de su vida a incrementar su Valor de Supervivencia.

Termina sus estudios, consigue trabajo, crece laboralmente y así consigue ser una persona autosuficiente, con capacidad de otorgar sustento a otra persona.

Adicionalmente, sus ingresos económicos también le ayudan a mejorar su atractivo físico, mientras que su trabajo, dependiendo del cargo, contribuye dándole estatus.

Es por esta razón que el hombre empieza a incrementar rápidamente su VMS alrededor de los 30 años, alcanzando un máximo aproximadamente a los 35 años.

Su VMS ahora sí va más alineado con las necesidades de la mujer, la cual quiere sentar cabeza.

Por fin ha llegado su momento y ahora sí va a poder ligar más que nunca.

Y, a diferencia de la mujer, este no decrece tan rápidamente por el hecho de que está conformado por otros factores que no sólo involucran su atractivo físico.

Ahora tiene estatus, dinero, mejor apariencia, un comportamiento más aceptable y toda una reserva de señoritas que van desde los 20 años hasta su misma edad o más si a él le apetece.

La edad de 30 es la de mayor abundancia para un hombre en el mercado sexual

Tiene a su disposición mujeres de 3 diferentes generaciones que se sentirán atraídas por su maximizado Valor en el Mercado Sexual.

Lo único que le debe preocupar ahora es el no caer en la trampa del Beta Proveedor.

La Trampa del Beta Proveedor

Si con el pasar de los años la mujer no logra conseguir una pareja con un valor de supervivencia y valor social aceptable, irá cada vez haciéndose menos exigente con el valor social del hombre.

Esto lo hace con el fin de maximizar sus oportunidades de encontrar un proveedor antes de que sea demasiado tarde.

Es aquí cuando ocurre la intersección a los 30 años de ambos sexos.

¿por qué ocurre esto a los 30?

Bueno, puede ocurrir un poco antes o un poco después.

Pero, como mencioné, suele suceder a esta edad gracias a la urgencia que tiene la mujer por el límite que la sociedad ha marcado a su fertilidad.

Asimismo, es una edad donde el hombre ya es autosuficiente luego de tantos años de sacrificio.

Es por eso que, si un hombre es lo suficientemente ignorante como para desconocer que su potencial VMS recién está empezando a florecer, corre el riesgo de terminar con una mujer la cual esté simplemente intentando optimizar su estrategia sexual a costa de la suya.

Sus mejores años se los da a los Alfa, mientras que a los Beta sólo friendzonea o rechaza.

Luego, acercándose a los 30 y viendo que los Alfa no la toman en serio, ya no ve tan feos a los Beta.

Ahora que al menos son proveedores, sí quiere darles una oportunidad, arrebatándoles a los Beta la que podría haber sido la mejor etapa sexual de sus vidas.

Esta estrategia suele ser más notoria en las madres jóvenes solteras.

Madre soltera optimiza su estrategia en el mercado sexual

Es por eso que el Beta Proveedor suele ser la solución perfecta ante este tipo de situaciones.

Su escasa experiencia con mujeres hace que sean una presa fácil:

  • Son muy atentos
  • Súper fieles
  • Les urge encontrar una pareja y tener algo fijo
Hombre beta siendo víctima de la estrategia sexual de una mujer en el mercado sexual

¿Significa que a esa edad la mujer se siente más atraída por los Beta?

Definitivamente no.

Imagina a una mujer que está en una fiesta.

Todo el tiempo se la pasa bailando con el alfa que tanto le gusta y, justo antes que esta acabe, al no tener como irse, invita al Beta que se muere por verla para que baile un ratito con ella, pero lo único que quiere es que la lleve a su casa.

¿Te das cuenta cómo la mujer optimizó su estrategia utilizando al Beta?

Pero cuidado me malinterpretas.

Ser Proveedor no te hace Beta, pero el Beta siempre será Proveedor. Es el único aspecto en el que tiene valor para las mujeres.

Y no sólo en la parte monetaria, también en la sentimental.

Cuando el Alfa lo único que les ofrece es sexo, ellas corren a quejarse con el Beta, el cual suple esa necesidad emocional de sentirse validadas que el Alfa no les da. Ahora dime tú, ¿Con cuál de los dos crees que seguirá teniendo sexo?

¿Alguna vez te ha pasado algo parecido?

Pregunto porque esto es más común de lo que crees.

La diferencia es que si no reaccionas, aquel escenario puede durar el resto de tu vida.

Las mujeres pasan toda su vida utilizando a los Beta para su beneficio. El matrimonio no es una excepción.

La realidad es que la mujer continuará deseando al hombre de elevado Valor Social.

Podrá querer al Beta, sí, pero si este no tiene absolutamente nada de Valor Social, hasta ahí no más llegará su cariño.

No es lo mismo que te quieran, a que te deseen. Desgraciadamente, el deseo auténtico no es algo que se pueda negociar.

De aquí el origen de gran parte de las relaciones donde la mujer frecuentemente mete excusas para evitar tener sexo, especialmente una vez que ya se ha concretado el matrimonio.

Necesita a un hombre con, por lo menos, algo de valor social.

Si no lo consigue, y si la presión de lo socialmente correcto no logra opacar su deseo de infidelidad, terminará engañando a su Beta Proveedor.

Conclusión y Recomendaciones

¿Recuerdas la vieja estrategia que mencioné sobre bajar el precio?

Apuesto a que ahora te hará más sentido.

Valor en el Mercado sexual. Mujer solo tiene sexo casual con los hombres que percibe de igual valor a ella.
La mujer solo tiene sexo casual con los hombres que percibe de igual o mayor valor social a ella.
Valor en el Mercado sexual. Hombre prefiere sexo discreto con las mujeres que percibe de menor valor a él.
El Hombre sólo ofrece sexo discreto con las mujeres que percibe de menor Valor Social a él.

Como pudiste observar en el análisis, tanto hombres y mujeres, nos sentimos única y verdaderamente atraídos por el Valor Social de nuestras potenciales parejas.

Pero sacrificamos esa parte cuando no logramos “concretar ningún negocio” que logre satisfacer nuestras necesidades de mayor prioridad.

La mujer lo cambia por Valor de Supervivencia o Recursos.

Mientras que los hombres lo cambiamos por un menor Valor Social (mujeres menos atractivas), debido a que nos enfocamos más en conseguir recursos por nuestra propia cuenta.

Claro que si el hombre busca algo a largo plazo, considerará sacrificar parte del Valor Social de una mujer por Valor de Supervivencia en aspectos como la maternidad o educación; pero no voy a profundizar ese tema, sólo lo menciono como dato extra.

Es por eso que el Valor Social es lo más importante de tu VMS y en lo que más te deberías enfocar.

El ser un hombre con recursos te traerá mujeres, sí, innegablemente facilita mucho las cosas.

Pero dependerá de tu valor social el lograr que te deseen de verdad y no que te vean solamente como un proveedor.

Tampoco se trata de trabajar el Valor Social por trabajar.

Es en este error donde caen muchos hombres bajo las enseñanzas de los supuestos gurús de la seducción que no entienden bien cómo funciona el mercado sexual.

Tomar el camino del desarrollo personal para convertirte en un hombre exitoso o “ganador”, está excelente.

Pero enfocarte sólo en conseguir estatus o mejorar tu atractivo físico, únicamente te convierte en un Pseudoalfa.

No creas que no son aspectos importantes, porque la verdad es que importan demasiado.

Pero el más relevante de todos los factores, es el Comportamiento.

De aquí es que nace lo que se conoce como juego interno o game y eso te sirve para alterar una necesidad social específica que todos los humanos poseemos, la cual es la que provoca que deseen, más que nada en el mundo, acostarse contigo.

Tranquilo, no es tan simple como quizá lo estoy pintando.

Ahora, este análisis fue basado en un contexto promedio, por lo que probablemente te estés preguntando:

¿Qué pasa si la mujer que te gusta tiene mucho dinero?

¿Qué pasa si es de las mujeres que no quiere tener hijos?

¿Qué pasa si es muy atractiva y tú muy bajo/feo?

¿Cómo saber si una mujer te quiere de verdad?

Como lo habrás notado, estamos viviendo cambios muy bruscos en el ambiente social actual, donde las mujeres están haciéndose cada vez más independientes de los hombres.

Están por suceder muchos cambios en el mercado sexual y eso significa que también irán variando las estrategias sexuales de cada sexo.

Es por eso que tu mejor arma en este momento es la información.

Así que siéntete libre de explorar los enlaces que dejé en este artículo y los demás posts del sitio.

Me ayudaría mucho si me dejas tu comentario con cualquier duda.


Bibliografía

Baumeister, R.F., Reynolds, T., Winegard, B., Vohs, K.D., Competing for Love: Applying Sexual Economics Theory to Mating Contests, Journal of Economic Psychology (2017) (en inglés), doi: 10.1016/j.joep.2017.07.009

Weeden, J., & Sabini, J. (2005). “Physical Attractiveness and Health in Western Societies: A Review”Psychological Bulletin (en inglés), 131(5): 635–653. doi:10.1037/0033-2909.131.5.635

Luo, Shanhong, & Zhang, Guangjian (2009). “What Leads to Romantic Attraction: Similarity, Reciprocity, Security, or Beauty? Evidence From a Speed-Dating Study”Journal of personality (en inglés) 77: 933-964. doi:10.1111/j.1467-6494.2009.00570.x

Burns, Thomas. “A Structural Theory of Social Exchange”Acta Sociologica 16, no. 3 (July 1973) (en inglés): 188–208. doi:10.1177/000169937301600303.

Frevert, T.K. and Walker, L.S. (2014), Physical Attractiveness and Social Status. Sociology Compass (en inglés), 8: 313-323. doi:10.1111/soc4.12132

Anderson, C., Hildreth, J., & Howland, L. (2015). Is the desire for status a fundamental human motive? A review of the empirical literaturePsychological bulletin (en inglés), 141(3), 574–601. doi:10.1037/a0038781

Kesebir, S., Graham, J., & Oishi, S. (2010). A Theory of Human Needs Should Be Human-Centered, Not Animal-Centered: Commentary on Kenrick et al. (2010). Perspectives on Psychological Science, 5(3), 315–319.

Peter L. Berger, Thomas Luckmann. The Social Construction of Reality: A Treatise in the Sociology of Knowledge. Penguin UK, 1991. ISBN: 0141931639, 9780141931630

Domínguez-Rodrigo, Manuel. El origen de la atracción sexual humana. Vol. 4. Ediciones Akal, 2004.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll to Top